En sus marcas, listos?

En sus marcas, listos?

Somos concientes de que el mundo está cambiando. Las innovaciones tecnológicas están evolucionando a una velocidad tal que están impactando fuertemente a muchas industrias, ecosistemas y en general, a la forma en cómo vivimos, nos relacionamos y nos expresamos como individuos y como sociedad.

 

Hasta 1900 el conocimiento humano se duplicaba aproximadamente cada siglo. Ahora, en promedio, se duplica cada 12 meses y según IBM, el desarrollo del “internet de las cosas” conducirá a la duplicación del conocimiento cada 12 horas.1 El intercambio de información, ideas e innovación, representó $2.8 trillones para el PBI mundial en el 2014. Alrededor del 50% de los servicios comercializados en el mundo ya son digitalizados y aproximadamente el 12% del comercio global de bienes se realiza a través de comercio electrónico.En poco tiempo estaremos todos rodeados por una “nube” de datos que conocerá y divulgará nuestras preferencias y comportamientos. La genómica, el biosensing y la bioinformática darán información precisa sobre nuestra salud. Las impresiones 3D revolucionarán las industrias tradicionales. Innovaciones como Alexa, Watson, AmazonGo, bitcoins, drones… por mencionar solo algunas, ya forman parte de la realidad. 

 

Lo escuchamos, lo sabemos y sí, somos conscientes de ello. Pero la gran pregunta es: ¿estamos preparados los negocios peruanos para enfrentar la revolución de las industrias y –sobre todo– para la transformación de las necesidades y expectativas del nuevo consumidor? No hablo solo de las grandes corporaciones, sino también de las medianas y pequeñas empresas, los startups, las entidades gubernamentales y los centros educativos. Todos, hagámonos un examen de conciencia y preguntémonos: ¿estamos tomando las medidas necesarias para competir con la creatividad del mundo entero?

 

Por muchos años hemos sido miopes a las nuevas formas y tecnologías porque eso “estaba muy lejos de nuestra realidad”. Sin embargo, eso también está cambiando. Cada vez son más los peruanos que experimentan la globalización y las innovaciones tecnológicas. El 59% del Perú Urbano (77% de la población total) tiene servicio a internet; 69% en Lima y 51% en provincia. Además, el 50% ya se conecta a internet vía smartphone.3 

 

Esta conectividad solo va a seguir incrementando gracias a los esfuerzos privados y gubernamentales que ya se están dando. Esto, sin considerar que – ojalá – en cualquier momento alguno de los grandes disruptores como Google con su proyecto Loon, Facebook con Internet.org y/o Tesla con Space X, logren cumplir su objetivo de abastecer gratuitamente de internet a absolutamente todo el mundo.

 

Por lo tanto, hoy, la innovación no es una opción sino un imperativo. Las empresas de todas las industrias tienen que reevaluar sus activos y procesos para anticiparse a las necesidades del nuevo mercado que se está formando. Crear un verdadero cambio implica una serie de decisiones estratégicas y planes de acción que no se construyen de la noche a la mañana, por eso, es fundamental empezar a actuar ahora.

 

En Infinito Consultores recomendamos tener presente los siguientes pasos para comenzar:

1. Tener sensibilidad para identificar las necesidades de mañana:

Estar atentos a lo que puedan convertirse mañana en vez de solo limitarnos a comprender y actuar sobre el comportamiento de nuestro público hoy.

2. Fomentar el pensamiento exponencial:

Enfocarnos en hacer algo diferente en vez de mejor. Buscar ser los disruptores de nuestro propio mercado. Pensar en grande, retarnos, plantearnos “BHAG” (big hairy audacious goals).

3. Generar estrategias partiendo por el propósito de la marca:

¿Por qué somos importantes para nuestras audiencias? ¿Cuál es nuestro rol en sus vidas? ¿Qué problema estamos resolviendo? Partir por esa respuesta, nuestra esencia de marca, para visionar y ejecutar estrategias y acciones relevantes.

4. Construir un modelo digital:

Comenzar a reestructurar y automatizar nuestros procesos y canales para ganar eficiencias, reducir costos, y sobre todo, para llegar a donde están nuestros clientes con una propuesta ad hoc a sus necesidades.

5. Desarrollar una experiencia 360º:

El público es cada vez más exigente y aspiracional. Hoy necesitamos crear una experiencia diferenciada e integral: estar donde ellos están de manera relevante, coherente, consistente y ahora también adaptable.

6. Generar una cultura de innovación a todo nivel:  

La innovación no debe ser cuestión de una sola área sino el hilo conductor del comportamiento de toda la compañía. Debemos estar alineados al propósito y valores de marca para así poder remar hacia un mismo objetivo con eficiencia y claridad.

Esta nueva era viene con muchos retos, pero también con un abanico de grandes oportunidades. Por cada aumento del 10% en las conexiones a Internet de alta velocidad, el crecimiento económico aumenta un 1,3%.4 Está en nuestras manos aprovechar y fomentar esta conectividad, este cambio, y apalancarlo en favor de generar un impacto positivo para nuestro país. Debemos comenzar a utilizar las tecnologías como una herramienta poderosa para extender estas oportunidades de auge a las millones de personas menos favorecidas y más alejadas de nuestro Perú.

 

Comencemos entonces, el momento es ahora. Soñemos, experimentemos, y aterricemos a proyectos relevantes que potencien la productividad, generen ventajas competitivas y forjen oportunidades favorables para el desarrollo y bienestar de nuestra sociedad.

 

En sus marcas, listos?

Male Cantuarias
Directora de Consultoría


1David Russell Schilling, Knowledge doubling every 12 months soon to be every 12 hours, 2014

2McKinsey Global Institute, Digital Globalization: The new era of global flows, 2016

3 Ipsos, Uso y actitudes hacia internet, 2016

4 Banco Mundial, Information comunications technology for development, 2014